in

La isla del terror

Las cosas que se están viendo en nuestra sociedad nos ponen los pelos de punta, feminicidios, infanticidios, Robos, atracos, despilfarro de las arcas del estado, corrupción, impunidad, y como si fuera poco y alto índice de desempleo.

Nuestras calles se han convertido en el terror cotidiano, las redes sociales se hacen eco de todas las barbaries que suceden a cada momento, de manera cruel sin editar nada, dando las informaciones e imágenes en crudo, desde un caso como el de Emeli a un teniente coronel acusado de violación.

Nuestra sociedad está algo putrefacta, el pecado impera en cada acto social y no es para menos, tenemos que reconocer que el pecado ha abundado en estos últimos días en nuestro país, la inseguridad es la migraña social, y tenemos que reconocer que las autoridades han perdido el control y lo digo así para ayudarlos, porque nunca lo han tenido.

Estoy consciente que cuando abunda el pecado la gracia sobre abunda, que no importa lo podrido que se vea el país, nuestro Dios salvará y completará el número de los escogidos para salvación, pero mientras esperamos que Jesucristo regrese a poner fin al mal, la vida se hace invivible en esta isla, el orgullo colectivo, la naturaleza pecaminosa del hombre que lo lleva a cometer actos vergonzosos.


Lamento decirle que las cosas no van a cambiar, que las cosas seguirán no como están, no, serán peor, simplemente porque la palabra de Dios dice que los tiempos vendrán de mal en peor.

El cristiano que siga orando por su país y que siga siendo carta leída, que un día no muy lejano se terminara esta pesadilla y no nos afectara más el terror que vivimos en nuestro país, al contrario estaremos disfrutando de lo más extraordinario que jamás ser humano alguna podrá igualar, la presencia tangible de Dios.

Y los pecadores, esos que no han reconocido a cristo como señor de su vida, esos, serán aplastado por la ira de Dios, enfrentaran el juicio de Dios y no podrán escapar, nada halagüeño le espera al pecador, porque para el cristianos el terror que se vive aquí es momentáneo pero para el impío es solo sombra de lo que le espera.

Porque la paga del pecado es muerte pero el regalo de Dios es vida eterna en cristo Jesús, señor nuestro,

This post was created with our nice and easy submission form. Create your post!

What do you think?

0 points
Upvote Downvote

Total votes: 0

Upvotes: 0

Upvotes percentage: 0.000000%

Downvotes: 0

Downvotes percentage: 0.000000%

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Frases "Cristianas" Para Conquistar a Una Mujer Pt. 3

CORTOMETRAJE CRISTIANO (SI OYES HOY SU VOZ NO ENDUREZCAS TU CORA